Inicio / Principios Voluntarios

Principios Voluntarios

  • ¿Qué son los Principios Voluntarios?
  • ¿Qué impacto han tenido los Principios Voluntarios en Colombia?
  • ¿Qué recomiendan los Principios Voluntarios?
  • ¿Cómo está conformada esta iniciativa internacional?
  • ¿Quienes iniciaron el diálogo?
  • ¿Por qué surgen los Principios Voluntarios?
Los Principios Voluntarios (PV) son un código voluntario de conducta empresarial orientado a facilitar la gestión de riesgos relacionados con la seguridad pública y privada en términos de DDHH, particularmente aquellos derivados de operar en zonas que son escenario de acciones de grupos armados al margen de la ley.Los PV son la herramienta más completa desarrollada hasta el momento para guiar a las compañías sobre cómo mantener la seguridad de sus operaciones, bajo un marco de acción respetuoso de los DDHH y las libertades fundamentales.
  • Los PV han contribuido a guiar a las empresas a que actúen de manera respetuosa frente a los DDHH en lo que a seguridad pública y privada se refiere.
  • Colombia es desde el 2009 miembro “vinculado” a la iniciativa internacional de los PV y planea cambiar su status al de “participante pleno”.
  • El compromiso del país en implementar los PV es reconocido internacionalmente y se manifiesta en su inclusión en la Política Integral de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Ministerio de Defensa, como referente explícito de relacionamiento de la Fuerza Pública con el sector empresarial, en la vinculación del gobierno a la iniciativa internacional y en la participación del sector privado y el Gobierno Nacional en el CME.
Los PV establecen líneas de acción concretas para evaluar y gestionar los riesgos e impactos de la actividad empresarial sobre las zonas donde operan. De igual forma, plantean guías para las relaciones de las empresas con los organismos de seguridad del Estado y compañías de vigilancia privada. En este sentido, los Principios Voluntarios recomiendan a las empresas cuatro prácticas:

  • Evaluar sistemáticamente los riesgos, tomando en consideración: i. Riesgos de seguridad que pueden provenir de factores políticos, económicos, civiles o sociales. ii. Potencial de violencia mediante consultas con autoridades locales y nacionales. iii. Registros relativos a los DDHH. iv. El imperio de la ley. v. Análisis de conflictos y vi. Transferencia de equipos.
  • Relacionarse con la Fuerza Pública bajo el entendimiento de que el servicio de seguridad prestado por el Estado debe ser respetuoso de los DDHH y el DIH.
  • Relacionarse con la seguridad privada de manera equivalente, en lo que se refiere al respeto por los DDHH y al DIH.
  • Dialogar con la sociedad civil al momento de valorar los riesgos en las actividades de las empresas.
  • Gobiernos: Canadá, Colombia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda, Noruega y Suiza.
  • ONG: Amnesty International, Fund for Peace, Human Rights First, Human Rights Watch, IKV Pax Christi, International Alert, Oxfam, Pact, Partnership Africa-Canada y Search for Common Ground.
  • Empresas: AngloGold Ashanti, Anglo American, Barrick, BG Group, BHP Billiton, BP, Chevron, ConocoPhillips, ExxonMobil, Freeport McMoRan Copper and Gold, Hess, Inmet Mining, Marathon Oil, Newmont Mining, Occidental Petroleum, RioTinto, Shell, Statoil, Talisman Energy y Total, esta última se unió en marzo de 2012.
  • Observadores: El Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM), Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC), Asociación de Conservación Ambiental de la Industria Petrolera Internacional (IPIECA) y el Centro de Ginebra para el Control Democrático de las Fuerzas Armadas (DCAF).
  • El Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Oficina de Asuntos Exteriores del Reino Unido, International Alert, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y cuatro empresas de los sectores minero y petrolero construyeron la iniciativa denominada PV.
  • Su documento principal fue emitido en diciembre del año 2000 para guiar el proceder de las empresas en materia de seguridad con el fin de contribuir a asegurar el respeto por los DDHH y evitar infracciones al DIH.
  • En la actualidad, un buen número de empresas, organizaciones no-gubernamentales (ONG) y gobiernos son signatarios de los PV, y trabajan en su promoción e implementación.
En la década de 1990 se evidenció un incremento en las denuncias de violaciones de DDHH e infracciones al DIH asociadas con la operación de las empresas, particularmente de las industrias mineras y petroleras. Por este motivo, las empresas y los gobiernos de sus países de origen decidieron que era necesario formular compromisos, con base en un diálogo que incorporó a la sociedad civil, en materia de DDHH y del DIH.