Inicio / Buenas prácticas CME / Reflexiones del sector minero energético durante la 16ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz

Reflexiones del sector minero energético durante la 16ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz

Bogotá, febrero de 2017 – Un importante espacio de conversación y reflexión sobre la construcción de paz, la promoción del respeto por los Derechos Humanos (DDHH) y mejores condiciones de seguridad, tuvo lugar en Bogotá.

La 16ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz convocada por la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) y el Secretariado Permanente de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, contó con la participación de cerca de 30 laureados, figuras nacionales e internacionales y más de 400 jóvenes provenientes de cada continente.

Paz, desarrollo y sector minero energético

Durante el tercer día de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, líderes empresariales del sector minero energético y representantes del Gobierno se dieron cita en el foro “Paz, desarrollo y sector minero energético”. El espacio organizado por Ecopetrol, fue moderado por el economista Amylkar Acosta y  buscaba identificar puntos de convergencia sobre el papel del sector minero energético en la construcción de paz en Colombia.

Durante el diálogo, que contó con la participación del laureado Carlos Trotta, Vicepresidente Regional de Médicos Sin Fronteras; María Victoria Calle, presidenta de la Corte Constitucional; Eduardo Uribe, representante de Ecopetrol; Ángela Montoya, presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía, Acolgen; Alejandro Castañeda, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras, Andeg; Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, ACM; Francisco Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP; Carlos Andrés Cante, Viceministro de Minas y María Isabel Ulloa, miembro del Directorio Internacional del Extractive Industries Transparency Initiative, EITI, se resaltaron los siguientes aspectos:

-Relación desarrollo y paz-

Durante su intervención Carlos Andrés Cante, Viceministro de Minas, explicó cómo el sector minero energético aporta al desarrollo social y económico del país, erradicando la pobreza y promoviendo la igualdad, gracias a los aportes económicos que dejan las regalías con las que se financian los programas sociales que benefician a los colombianos de las zonas afectadas por la violencia, la mayoría ubicadas en territorios donde opera el sector minero energético. “El sector aportó 126 billones de pesos en los último cinco años para financiar los programas sociales y de infraestructura que han mejorado la calidad de vida de los colombianos”.

Para finalizar, Cante se refirió al papel del sector en la etapa de postconflicto. “En un escenario de paz, sin atentados, se aumentará la productividad del sector de minería e hidrocarburos: más producción significa mayores ingresos corrientes para la Nación y las regiones”

Así mismo, representantes del sector privado resaltaron la importancia y el protagonismo que tendrá la industria de hidrocarburos en la implementación de los acuerdos de paz con las Farc.

Eduardo Uribe, representante de Ecopetrol, se refirió a la actividad de extracción y producción de petróleo como una actividad legítima y necesaria, resaltando el aporte que se ha hecho a la reducción de pobreza en Colombia durante los últimos diez años. Sin embrago, afirmó que estos aportes no han sido del todo justos. “Las poblaciones que viven en las zonas donde llevamos a cabos nuestras operaciones no han percibido de manera equitativa los beneficios de nuestra presencia”.

Por su parte, Francisco Lloreda, Presidente de la ACP dijo: “la consecución de la paz no solo depende de la presencia institucional, o de la aplicación de la ley, sino de la calidad de vida y de la generación de oportunidades para las personas en los territorios”.

La mesa concluyó que hay que asegurar la continuidad de las operaciones bajo un consenso gobierno – industria – comunidad.

Diálogo social-

María Isabel Ulloa, miembro del Directorio Internacional del Extractive Industries Transparency Initiative EITI Colombia, explicó como la apuesta por esta iniciativa de transparencia va a servir en la construcción de paz.

La Ex Viceministra de Minas, aprovechó su participación para resaltar que el diálogo multi-actor informado será una herramienta para la construcción de paz y el fomento del desarrollo, generando información, aclarando mitos, y fortaleciendo el diálogo social.

“Creemos que la iniciativa EITI va a ser una gran herramienta para llevar esta información y este debate a los territorios, para que efectivamente se pueda dar una discusión sobre la relevancia del sector y sobre por qué es importante generarlo y apoyarlo”, dijo María Isabel Ulloa.

-Beneficios para las regiones-

Carlos Trotta, Vicepresidente Regional de Médicos Sin Fronteras, organización laureada con el Nobel de Paz en 1999, llamó la atención sobre la salud ambiente y su relación con las actividades del sector minero energético.

“Estas actividades de las que estamos hablando no son actividades inocentes, cuando no son encaradas de forma socialmente responsable tienen consecuencias médicas, hemos visto alta incidencia en cánceres, enfermedades respiratorias y serios problemas mentales. Tienen también consecuencias ambientales como la contaminación de los suelos, la contaminación del agua y la afectación de la flora y la fauna”, afirmó Carlos Trotta.

El Vicepresidente Regional de Médicos Sin Fronteras explicó que para proteger la seguridad física de las personas en las comunidades donde operan compañías del sector minero energético se debe establecer de inmediato un sistema de salud de carácter público, fuerte y eficiente, que sea capaz de monitorear las situaciones de seguridad física que se presentan en los territorios. “En las comunidades se debe ofrecer vigilancia epidemiológica, medir el nivel de contaminación ambiental y tratar los síntomas de las enfermedades anteriormente referidas”.

Las comunidades locales deben tener la posibilidad de percibir los beneficios de la presencia de compañías del sector. Como bien lo dijo Eduardo Uribe, representante de Ecopetrol: “tenemos la responsabilidad de compartir la prosperidad con las comunidades locales. Queremos contribuir al desarrollo y prosperidad local y por ese camino a la construcción y sostenibilidad de la paz en Colombia”.

“Nos hemos puesto el reto de que las condiciones sociales, económicas y ambientales sean mejores debido a nuestra presencia en los territorios”, resaltó Eduardo Uribe.

-Seguridad energética-

Ángela Montoya, presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía, Acolgen, por su parte, aseguró que en Colombia se está haciendo una estricta labor para llevarles energía a las más de 400.000 familias que no cuentan con este servicio.En Colombia tenemos una Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, la cual hace un excelente trabajo para revisar, analizar y proyectar el plan de expansión. Además, en este plan de expansión para las zonas no interconectadas, hemos proyectado la utilización de energías renovables, tanto eólica como solar”.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras, Alejandro Castañeda, añadió: “el plan que recientemente expidió el Ministerio de Minas con la ayuda de la UPME para lograr la conexión de las más de 400.000 viviendas necesita casi cinco billones de pesos y la única forma de lograrlo es a través de  cooperación entre el sector público y sector privado”.

-Extracción ilícita de minerales y estabilidad jurídica-

 Según Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, el trabajo del sector minero energético debe respetar y cumplir los siguientes principios:

  • Respetar el medio ambiente y la gestión ambiental.
  • Cumplir con los estándares de seguridad y salud en el trabajo.
  • Establecer estándares de relacionamiento con las comunidades.

En este sentido, el director de la ACM aseguró que “es necesario crear un círculo virtuoso, donde se reconozcan las comunidades y se genere un diálogo social para la consecución de acuerdos justos”.

La crisis que se vive en el sector gracias a la extracción ilícita de minerales sigue cobrando víctimas en varias regiones del país e impide el desarrollo sostenible y la construcción de paz. Ante esta amenaza, Santiago Ángel hizo un llamado al Gobierno y a las empresas del sector minero energético a “exigir un camino hacía la completa legalidad del sector”.